¿Pero Pokémon GO no estaba muerto?” En los últimos meses, sobre todo antes de verano (cuando la salida de Pokémon Let’s GO Eevee y Pokémon Let’s GO Pikachu no era aún tan próxima), los jugadores de Pokémon GO hemos tenido que enfrentarnos a esa pregunta con bastante regularidad.

Desde la salida del juego en 2016, Pokémon GO ha sido capaz de atraer a toda clase de público y, a medida que incorporaba novedades (cambios en los gimnasios, incorporación de las incursiones, eventos, nuevas mécanicas…), conseguía mantener una comunidad cohesionada y continua. Esto nos conduce a una pregunta obvia: ¿Cómo es posible que este juego siga triunfando?

Poneos cómodos/as, esto va para largo.

El gran colapso

La fiebre de Pokémon GO (que había copado espacio en informativos, programas de todo tipo y casi la totalidad de los medios digitales) terminó, dramáticamente, a finales de Octubre de 2016. El verano había llegado a su fin y las personas volvían a rutinas que, quizás, no les permitían involucrarse tanto con un juego de estas características; además, en aquel entonces, Pokémon GO tenía problemas frecuentes con sus servidores y, en general, la comunidad estaba bastante descontenta.

Con aquel panorama y el invierno cada vez más cerca, muchos jugadores deseaban una hipotética actualización que les ofreciese una razón para seguir jugando. Eso no ocurrió; los jugadores que continuaron empezaron a investigar cómo funcionaba el juego, la importancia de ganar experiencia/niveles y así, el 6 de Octubre, Jimmie Pitts, se convirtió en el primer jugador de la historia en llegar al nivel 40.

Equipo de entrenamiento de Jimmie.

Pavo, calabazas y un árbol de Navidad

Niantic siempre tuvo claro el componente social de Pokémon GO: esa era la gran diferencias respecto al resto de experiencias de la franquicia. Esto, no obstante, suponía una dualidad: el componente social de la saga tradicional había evolucionado a sistemas como GTS (Global Trade Station) que nos permitían intercambiar Pokémon con jugadores en cualquier otro punto del planeta, sin embargo, nada siquiera similar estaba encima de la mesa; el componente social de Pokémon GO vendría dado por los eventos.

El 11 de Noviembre de 2016, Niantic anunció un pequeño evento por Acción de Gracias. El 23 de Noviembre, Ditto hizo su primera aparición en el juego y, antes de todo eso, el 24 de Octubre, Niantic anunciaba un evento temático de Halloween: seguramente uno de los más importantes hasta la fecha. Meses después, sucedió lo mismo con el evento de Navidad y la aparición de la 2ª Generación que, aunque sólo fuesen los bebés eclosionados, consiguió motivar a parte de la comunidad.

En ese momento comprendimos que Niantic era una empresa seria que apostaba por dotar de contenido al juego y que, en realidad, los problemas técnicos no eran fruto de la desgana. Niantic podría haberse sentado cómodamente sin añadir nada al juego ya que, por aquel entonces, eran el juego con un mayor crecimiento en cuanto a número de ingresos ¿Para qué mejorar entonces? Por los jugadores.

Sin embargo, posteriormente, volvió la sequía: Niantic parecía no ofrecer nuevo contenido y, debido a ello, el número de jugadores disminuyó considerablemente. En ese punto, Go Hub experimentó una de sus peores etapas tanto en número de visitas e impacto. No obstante, las cosas iban a mejorar.

La búsqueda continúa

Es difícil explicar la importancia que tuvo la llegada de la 2ª Generación para Pokémon GO; el 15 de Febrero de 2017 el juego “volvió a nacer” gracias a la incorporación de nuevas especies y un lavado de cara que pudo cautivar a la comunidad, volviendo a revivir la emoción de los jugadores de todo el globo.

Uno de los grandes cambios se produjo en los movimientos; os dejamos un enlace (en inglés) para que veáis la lista de cambios y os hagáis una idea de cuánto puede cambiar el juego en apenas horas.

El interés del público por el juego aumentó de manera exponencial y, con ello, también las estadísticas de Go Hub. Pero las mejoras en el juego estaban lejos de terminar y Niantic prometió introducir nuevas mecánicas cooperativas.

Las cosas también estaban cambiando en el plano comunicativo: el 11 de Abril de 2017, Niantic crea un Twitter dedicado exclusivamente a dar soporte a los usuarios; esta cuenta se dedicará a partir de ese momento en recopilar información sobre errores o problemas de cualquier índole para poder dar una solución tanto general como individualizada a los usuarios.

Pero lo mejor estaba por venir, el verano estaba a la vuelta de la esquina.

Dos son compañía, tres son Incursión

Y llegaron las incursiones.

Empezaron a aparecer Pokémon que podían ser combatidos de manera cooperativa por los jugadores; la fiebre Pokémon llegó a tener una temperatura muy alta en estas fechas y las incursiones no paraban de aparecer:

  • Articuno: 22 de Julio – 31 de Julio.
  • Moltres: 31 de Julio – 7 de Agosto.
  • Zapdos: 7 de Agosto – 14 de Agosto.

En cualquier caso, todo esto llegó tras el Go Fest, una de las mayores decepciones para la comunidad y, seguramente, uno de los peores baches que ha sufrido Niantic hasta la fecha. Pese a todas las medidas logísticas (antenas, repetidores, regulación de red…) la fiesta de cumpleaños de Niantic fue un completo desastre. De hecho, todos recordamos la ya icónica imagen de John Hanke dialogando con unos asistentes descontentos y cabreados.

Por suerte, Niantic aprendió de esa experiencia y reimaginó la fórmula para sus eventos; a partir de ese momento, las cuestiones logísticas se planterían de otra forma y comenzarían a aparecer los famosos Safari Zone (como la que tuvo lugar en Barcelona).

Toda la carne en el asador

Los últimos doce meses han sido muy intensos en Pokémo GO: la inclusión del clima, los diferentes eventos, las incursiones EX, las investigaciones, los intercambios, las especies liberadas… una infinidad de cambios que genera una lista inmensa que ni siquiera trataremos de resumir.

Para que os hagáis una idea: prácticamente no ha habido un solo día sin que un evento estuviese activo. Esto nos da una idea de la magnitud de los hechos y de la imagen que Niantic quiere transmitir.

Pokémon GO no está muerto

Contestando a la pregunta con la que abríamos esta entrada, Pokémon GO no está muerto. Todo lo contrario: quizás esté más vivo que nunca.

Las imágenes del anterior tuit provienen de las diferentes zonas de la geografía española (Madrid, Barcelona, Valencia…) disfrutando del Día de la Comunidad de Beldum. Y son sólo una pequeña parte de toda la comunidad de jugadores. Sabemos que en las zonas menos pobladas (zona rural) hay un gran número de usuarios que dan vida a este juego.

Viendo estas imágenes es imposible no recordar el #HolaNiantic de la comunidad latinoamericana. Queremos aprovechar para rescatar el espíritu de comunidad que tanto nos caracteriza y que, paso a paso, hemos ido demostrando con el paso de los meses. Por ello, dando visibilidad a estas imágenes (que incluso fueron compartidas por John Hanke) esperamos que Niantic comprenda el impacto que su juego tiene en la comunidad española y les lanzamos una propuesta en forma de pregunta:

¿Para cuándo un evento general en España?

Este artículo acaba, de momento, aquí. Pero, estamos seguros, a la historia de Pokémon GO aún le quedan muchísimas páginas por escribir.

 

1994. Escribo para GO Hub mientras termino mis estudios universitarios 📝 ¿Te gusta lo que lees? ¡Invítame a un café en la "P" de abajo! ☕️

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here